VENTAS al +5411 7078 0571

Firma NDAs con clientes en tiempo record

Hoy en día, Internet hace que la información sea fácilmente divulgada. ¡Basta con un click! Esto es positivo en cuanto a democratización y accesibilidad, pero cuando se trata de datos confidenciales, no tanto.

Por eso, en muchos rubros, al momento de comenzar una nueva relación comercial, suele ponerse como requisito la firma de un acuerdo de confidencialidad entre las partes para garantizar y proteger legalmente la seguridad de la información.

Aquí te contamos cómo, gracias a la firma electrónica, puedes firmar en minutos este tipo de documentos y poner en marcha el negocio con nuevos clientes mucho más fácil y rápido. Y lo más importante, con la misma validez jurídica que si lo hicieras de la manera tradicional.

 

¿Qué es un contrato de confidencialidad?

Un acuerdo de confidencialidad, también llamado de no divulgación o NDA (por sus siglas en inglés), es un contrato legalmente vinculante en el que se promete tratar información específica como un secreto comercial, y no revelarlo a otros sin la debida autorización.

Estos acuerdos evitan que la otra parte comparta con la competencia conocimiento de propiedad, secretos comerciales, información de clientes o productos, planes estratégicos y otra información que sea confidencial y de propiedad exclusiva de la organización.

 

¿Cuándo (y por qué) firmar un NDA?

El acuerdo de confidencialidad suele utilizarse en diferentes ocasiones. Pero una muy habitual es cuando una empresa está interesada en contratar un nuevo servicio o proveedor, para lo que debe compartir proyectos, ideas, invenciones o información importante con ese tercero.

Si tu empresa ofrece o contrata servicios de otras empresas, es muy probable que hayas tenido que firmar este tipo de contratos para asegurar la información compartida. 

El problema del NDA es que es un documento muy delicado y riguroso: es necesario leerlo detenidamente, asegurarse que todas las cláusulas sean correctas, y que las partes estén de acuerdo y lo firmen. Todo, antes de dar comienzo formal al objetivo de la relación. 

Un proceso que puede ser engorroso, retrasando la puesta en marcha del negocio e, incluso, arriesgando la información del contrato durante las posibles idas y vueltas del documento.

 

Una solución: la firma electrónica

Firmar el acuerdo de confidencialidad de forma online es la mejor manera de proteger la información de una empresa frente a nuevas relaciones comerciales, ya sean fijas o temporales.

Un dato importante a destacar es que en América Latina es legalmente válido utilizar la firma electrónica para firmar un NDA, ya que ésta tiene la misma validez jurídica que la firma manuscrita.

¿Las ventajas? Aporta más seguridad que una simple carta firmada, escaneada y enviada por correo electrónico. Firmar los NDA online permite tener mayor control y orden para verificar que se hayan firmado los contratos correspondientes con todos los proveedores o clientes, cumpliendo así las normativas internas de la empresa.

La firma electrónica también simplifica el proceso: en lugar de múltiples pasos que pueden tardar días en completarse, firmar electrónicamente es una manera mucho más rápida ya que se hace totalmente online y remoto, desde cualquier dispositivo.

Además, ahorra los inconvenientes o errores inherentes al método en papel y al archivo físico. Contractia simplifica las gestiones legales de tu empresa, y hace que la firma de NDAs sean mucho más ágil y segura

Nuestra tecnología garantiza que el contrato firmado no puede ser modificado o adulterado gracias al sello criptográfico que es colocado una vez que todas las partes expresan su voluntad a través de la firma electrónica.
Además, permite validar las cláusulas de un NDA para acordar su contenido previo a su firma, permitiendo luego que lo firmen una o más personas, según sea necesario

Comienza a firmar tus acuerdos de confidencialidad de forma electrónica, con plena validez jurídica y en minutos. Comienza a hacerlo con Contractia.